(664) 686-30-67

info@notariaocho.com

Av. Sonora #13-3  Fracc. Chapultepec.  Tijuana. B.C.

¿Qué es un notario?

Por Ricardo del Monte Núñez

 

 

En artículos anteriores hemos hablado de algunas de las actividades y documentos que produce un notario. En esta ocasión responderemos a la pregunta ¿qué es un notario?

 

En primer lugar, el notario es un profesional del derecho. Es una persona que ha cursado estudios superiores y ha obtenido el título de licenciado en derecho. Además, ha ejercido como tal antes de especializarse y dedicarse al notariado. Por lo tanto, el primer rasgo que lo caracteriza es el de ser un experto en las materias jurídicas de su incumbencia.

 

Como profesional jurídico que es, son de su incumbencia y responsabilidad el oír a las partes, escuchar sus inquietudes y planteamientos, para sugerir y proponer una solución jurídica a los problemas que expongan.

 

Sin embargo, la función del notario no se despliega en el mundo de las controversias legales sino que, por el contrario, su labor es preventiva. Le corresponde que la solución que proponga sea documental. Es decir, que constituya un documento mediante el cual se confiera certeza y fortaleza a los acuerdos de las partes. Un contrato o convenio que fije las reglas para resolver o prevenir una controversia y, generalmente, para establecer las causas y condiciones bajo las cuales el acuerdo podrá tener vida jurídica o dejará de tenerla, con sus consecuencias.

 

Al notario corresponde, pues, elaborar y redactar el documento mediante el cual se haya interpretado la voluntad de los contratantes y se prevean los medios para que tenga plena eficacia.

 

El notario, así, escucha a las partes, interpreta su voluntad, discurre una solución y la propone a los interesados, plasmándola por escrito. Además de ello, atestigua la firma del documento y las cuestiones incidentales que se refieren al acto de la firma, tales como la entrega de dinero, documentos, recibos y bienes, confiriéndole su participación un valor especial a los documentos que los hace difíciles de impugnar y fáciles de ejecutar. A este especial valor probatorio y ejecutivo que tienen los documentos notariales es a lo que se refiere la ley cuando confiere a los notarios la fe pública.

 

Adicionalmente, el notario guarda y conserva los instrumentos originales que fueron firmados por las partes y expide reproducciones autorizadas de ellos, que reciben el nombre de testimonios. Estos documentos son copias, transcripciones o reproducciones de los instrumentos originales que elaboran y conservan los notarios y que reciben el nombre de actas o escrituras y que tienen el mismo valor probatorio y ejecutivo de éstos.

 

De esta manera, de lo expuesto arriba podemos exponer los elementos que caracterizan al notario. Se trata de un profesional del derecho que escucha a las partes, interpreta sus inquietudes, proponiendo soluciones jurídicas, que revisten la forma documental, las cuales son redactadas bajo su responsabilidad y atestiguadas personalmente, volcadas en instrumentos denominados actas o escrituras, que conserva y reproduce, confiriéndole un especial valor probatorio y ejecutivo y revistiéndolos de la forma legal, cuando las leyes así lo requieren.

 

La fe pública que tiene el notario es una consecuencia de su inmediatez con los actos y contratos que celebra y que presencia. Es el testigo natural de los instrumentos que se firman en su presencia y su testimonio sobre lo que las partes pactaron e hicieron al otorgar tales documentos es lo que le confiere esa fuerza y eficacia especial que tienen sus documentos.

 

En cuanto a lo que se necesita para ser notario, lo dejaremos para una posterior colaboración.

 

 

 

 

 

El autor es Notario Público 8 en Tijuana

 

 

NUESTROS SERVICIOS

Corporativos

Inmobiliarios

Fideicomisos

Créditos y garantías

Representación

y más... 

CONTACTO

Av. Sonora #13-3  Fracc. Chapultepec.  Tijuana. B.C.

(664) 686-30-67

info@notariaocho.com

Aviso de privacidad / Privacy Policy

© 2018 Notaría Ocho. Todos los Derechos Reservados